Algunos consejos útiles para los que trabajan con la voz

Si tu herramienta de trabajo es la voz, como sucede en la locución o en el doblaje, debes tener muy en cuenta que gracias a ésta vas a generar ingresos a fin de mes. Si no la cuidas no sólo estarás perjudicándola y mermando su calidad sino también perderás dinero. Y  no querremos que eso pase.

Aquí van algunos puntos a tener en cuenta:

1. Tabaco y alcohol:

Son sustancias nocivas para la voz, aunque consumiéndolas con moderación prácticamente no repercuten en la calidad de la misma. Hay que evitar sin embargo las bebidas servidas muy frías o con mucho hielo; también evitar los ambientes cargados de humo ya que resecan las mucosas y pueden provocar afonía transitoria.

2. Constipados y gripes:

¡Grandes enemigos de la voz! Veamos cómo evitarlos:

-          Tomar una ducha bien fría (sin recurrir a los excesos) ayudará a prevenir los constipados.

-          La práctica habitual de deportes aeróbicos ayudará a fortalecer nuestro organismo y nuestras defensas.

-          Seguir una dieta rica y equilibrada, prestando atención a las frutas y las verduras. Eso sí conviene masticar despacio para evitar problemas gastrointestinales.

3. Aire acondicionado y calefacciones:

Es fundamental resguardar la voz tanto del frío continuado así como de calores sofocantes que puedan perjudicar al aparato fonador. Se recomiendan calefactores que mantengan unos índices de humedad adecuados.

4. Dormir de forma adecuada:

El descanso es fundamental. Hay que dormir un mínimo de ocho horas para que el cuerpo funcione de manera eficaz. Dormir pocas horas o incluso en exceso  producirá voces veladas que además son notoriamente perceptibles cuando nos despertamos. Para tener un sueño apacible es recomendable cenar ligero y evitar en la medida de lo posible el estrés.