Los Títulos de las películas

La fase de traducción y adaptación de una obra audiovisual a  un idioma diferente es una de las partes más complejas de todo el proceso  de doblaje. Sin unos buenos lingüistas y traductores la calidad del producto puede resultar mediocre, afectando a su distribución final.

Quizá haya personas que piensen que los títulos de las películas extranjeras deberían respetarse en su idioma original y no traducirse, y en algunos casos estoy de acuerdo porque antes de hacer una chapuza en la traducción/ adaptación sería mejor dejarlo tal cual está.

Una de las razones más importantes para que los títulos de las películas se traduzcan y adapten es puramente comercial. Son las distribuidoras las que consideran que el título original no puede atraer a la audiencia y decide cambiarlo en su versión doblada; incluso en determinadas ocasiones no hay más remedio que cambiar el título por problemas administrativos; en realidad los motivos son muy variados.

Aquí van, con mayor o menor acierto, algunos ejemplos de lo anteriormente citado:

After hours>>> Jo, qué noche

Avanti>>> ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?

The big easy>>> Querido detective

Some like it hot>>> Con faldas y a lo loco (Esta “traducción” es un claro ejemplo de cómo esquivar la censura de la época)

Die hard>>>  La jungla de cristal (probablemente no hubiese tenido tanto éxito si en España se hubiese traducido por “Duro de matar”)

Play it again, Sam>>> Sueños de un seductor   

Rear Window >>> La ventana indiscreta.

Una de las mejores películas de Alfred Hitchcock pero titularla en español “La ventana indiscreta” en vez de “La ventana trasera” hace que suene mejor comercialmente.

Police Academy>>> Loca academia de policía.

 Este título final tiene únicamente una palabra extra pero expresa perfectamente su connotación e intención.

North by Northwest >>> Con la muerte en los talones.

Hitchcock estaba algo despistado entre “El norte y el noroeste”, cuando su película es bien sencilla: a un hombre lo intentan matar continuamente. Su adaptación al español define perfectamente  el cometido del film.

Apocalypse Now (1979). En esos años la gente no sabía tanto inglés como ahora pero todo el mundo podía traducir sin mucha dificultad la palabra “apocalypse”. El término “now” ya encerraba una excesiva complicación para interpretar su significado. Resultado en España: “Apocalipsis now”.

Seguiré con más películas…